Garbanzos con bacalao y espinacas

Hoy vamos a cocinar Garbanzos con bacalao y espinacas o Potaje de Cuaresma como en Sanlucar de Barrameda le llamamos.

Y porque esta receta??

Pues porque por aquí andamos,  entre la Quema de la sardina y el inicio de la Pascua con la celebración del Miércoles de Ceniza.

Y es que Sanlúcar de Barrameda vive su día a día envuelta entre tradiciones y folclore.

Con pasacalles, ajos carnavaleros, potajadas ( Degustación de potaje y actuaciones en la calle de chirigotas y comparsas) y cabalgatas se vive el Carnaval.

Chirigota: Harto palos.
Atrezo: Litos Creaciones ( Si quieres más creaciones suyas PINCHA AQUÍ)

Triduos, vía crucis, conciertos de marchas procesionales y muchos más actos  nos regala el tiempo de Cuaresma desde el Miércoles de Ceniza hasta el Domingo de Resurreción.

Imagen de Nuestro Padre Jesús del Silencio.

Y por supuesto, platos típicos de estas fechas como las torrijas, tortitas de bacalao, alpisteras ( de las que ya os iré dejando la receta en estos días) además de la receta que  vamos a preparar hoy.

Garbanzos con bacalao y espinacas.

INGREDIENTES:

  • 250 gr. de garbanzos. ( Una vez remojados pesarán unos 500 gr.)
  • 200gr. de bacalao salado.
  • 200 gr. de espinacas frescas.
  • 1 Cebolla.
  • 1 Cabeza de ajo.
  • 1 Cucharadita de pimentón molido.
  • Sal
  • Aceite de oliva.

ELABORACIÓN:

1.- La noche previa a preparar la receta pondremos los garbanzos a remojar. Para ello, colocaremos los garbanzos en un cuenco donde los podamos cubrir con agua y añadiremos un puñadito de sal. El bacalao lo echaremos en agua para desalar.

A la mañana siguiente…….

2.- Una vez tengamos los garbanzos remojados enjuagaremos bien y colocaremos en una cazuela que los cubra de agua. Añadiremos la  cebolla pelada y la  cabeza de ajo que previamente habremos enjuagado muy bien.

3.- Una vez que empiece a hervir verás que sale una espuma. Quitamos con la espumadera.

4.- Cuando deje de salir espuma añadiremos el aceite de oliva y la cucharada de pimentón molido.

5.- Dejamos cocinar a fuego medio una hora y media aproximadamente o hasta que los garbanzos estén tiernos.

6.- Mientras se cocinan los garbanzos enjuagamos muy bien el bacalao y cortamos a trocitos pequeños que podamos cogerlos con la cuchara y llevarlos a la boca sin dificultad. Enjuagamos las espinacas y reservamos.

7.-Pasado el tiempo de cocción de los garbanzos sacamos la cebolla y la cabeza de ajo. Colocamos en el vaso de la batidora la cebolla y la mitad de la cabeza de ajo. Para ello, quitamos la piel a los dientes de ajo que vayamos a incorporar en el vaso.

8.- Trituramos con ayuda de un poco de caldo. La pasta obtenida la añadimos a la olla.

9.- Incorporamos las espinacas y el bacalao. Movemos la olla con un vaivén para que se vayan incorporando todos los ingredientes al guiso.

10.- Rectificamos de sal. Dejamos cocinar unos 5 minutos. Apagamos el fuego y dejamos reposar.

Y así de esta forma tan sencilla podremos cumplir con los preceptos que dicta la Iglesia Católica en estos tiempos de Cuaresma y  si no somos seguidores de tales mandatos pues igualmente  degustaremos de un rico potaje  y sin ningùn tipo de remordimiento.

Qué te parece???

Te apetece dejar un comentario??